Natacion y deporte

Natación para adelgazar

Sí estás buscando realizar alguna actividad física que te ayude a adelgazar, así como tonificar tu cuerpo y traer amplias mejorías para tu sistema cardiovascular. No hay nada mejor que practicar natación para adelgazar.

La natación para adelgazar es uno de los deportes más completos que existen. No solamente vas a perder peso, sino que podrás ejercitar una amplia cartera de músculos de nuestro cuerpo. Sin contar que fortalecerás tu sistema pulmonar y cardíaco.

Sin embargo, existen diversas modalidades de practicar la natación para adelgazar. En este post pretendemos darte algunas sugerencias para que le saques el máximo provecho a esta actividad física.

beber agua

Natación para adelgazar: 5 recomendaciones importantes

La natación se puede practicar de manera libre en cualquier momento. Sin embargo, cuando se busca realizar este deporte para adelgazar. Habrá que cumplir una serie de rutinas especiales que nos ayuden a alcanzar nuestros objetivos.

Realizar entrenamientos moderados

Para lograr adelgazar no tenemos por qué sobrecargar nuestros músculos. Menos forzar nuestra tendencia cardiaca hasta el límite de lo soportable. Con enfrentarlos a los entrenamientos al 70% de nuestra capacidad física, estaremos logrando increíbles resultados.

Una rutina de entrenamiento con intervalos

Además de realizar los ejercicios al 70% de la capacidad física máxima. También tendremos que fijarnos una rutina con intervalos. Con esto significa que podremos alternarnos entre rutinas de baja intensidad, mediana intensidad y alta frecuencia. Respetando el tiempo de cada una de ellas con la intención de consumir glucógeno para pasar a quemar grasa.

Entrenar en ayunas es recomendable

Si tienes acceso a una piscina cerca de tu hogar lo mejor es que entrenes en ayuna. Si se te complica hacerlo así, tienes que hacerlo dos horas después de la última comida. La intención con esto, es respetar el proceso de digestión. Es que el cuerpo haya quemado toda la glucosa posible antes del entrenamiento. De manera que empiece a utilizar la grasa como combustible y cumplamos nuestro objetivo de perder peso.

La hidratación es fundamental

La hidratación es vital en cualquier deporte. Incluso en aquellos como la natación donde la actividad se realiza dentro del agua. Nuestro cuerpo necesita mantenerse hidratado para poder funcionar adecuadamente. Y en la medida que consumamos suficiente líquido será más fácil quemar la grasa.

Esperar una hora después de entrenar para comer

Si es recomendable entrenar dos horas después de comer. En ningún caso se debe comer hasta pasada la hora completa después del entrenamiento. De esta forma vamos a garantizar que el cuerpo siga quemando grasa de manera automática, aún después de haber dejado de ejercitarlo.

Recuerda que solamente la natación no va a cumplir el objetivo estratégico de perder peso. Aunado a la actividad física, se vuelve necesario que la persona cumpla una dieta nutritiva y baja en calorías.

Ser constantes en los entrenamientos

Parece obvio decirlo, pero sí, no puedes abandonar la rutina de ejercicios. No tienes por qué hacer los entrenamientos diariamente. Pero si establecer una rutina que implique realizar ejercicios entre dos y tres veces a la semana.

Los resultados más evidentes serán vistos con el tiempo. Por eso tendrás que tener paciencia. Ningún mecanismo de pérdida de peso de manera inmediata es recomendable para el cuerpo. Así que tómatelo con calma y disfruta los entrenamientos.

Lo mejor de la natación es que se trata de un deporte con amplios beneficios de salud. Tanto física como mental. Y es que estando dentro del agua no tendrás más nada que pensar excepto en nadar. Podrás tranquilizarte y dejar que todo fluya mientras consigues tener una mejor calidad de vida.

¿Qué estas esperando para inscribirte en natación?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *