dolor-de-rodilla

¿Cómo prevenir tus lesiones de rodilla?

Vamos a hablar de un tema que afecta a miles de personas, y vamos a ver como poder evitarlas o solucionarlas.  Son los  problemas relacionados con el  dolor de rodilla, y afecta a personas de todas las edades, pudiendo tener un impacto muy grande en su vida cotidiana, e incluso provocar discapacidad si no se trata con antelación. De hecho, en España, este problema constituye una de los principales motivos para asistir a consultas médicas.

Posibles causas de las lesiones de rodilla

El dolor puede ser el resultado de una lesión (rotura de ligamento, desgarro de cartílago) como pueden ser enfermedades (artritis, la gota, infecciones…), otras veces los dolores pueden provocarse a causa de la falta de cuidado personal como puede ser la obesidad, por soportar más peso de lo que se debería. También hay que tener en cuenta que con el paso de la edad es otro de los factores que provocan estos problemas de rodilla por el desgaste que sufre. 

El hueso, cartílago, ligamentos y líquidos son los componentes de la rodilla, los tendones y músculos ayudan a que se mueva en su articulación, por lo que, si falla uno de ellos, es cuando surge el problema. Ya que se trata de una articulación compleja.

Solución a las dolencias de rodilla

Una de las soluciones es hacer un tratamiento fisioterapéutico o en algunos casos es necesario realizar una operación quirúrgica. Para ello el paciente tiene que acudir al fisioterapeuta para que determine con exactitud de donde viene el problema, ya que puede ser originado por un problema de menisco o de ligamentos. Ya que el menisco es uno de los puntos de la rodilla que más daño suele sufrir.

Daño-en-rodillas

Los pacientes que suelen acudir a los médicos por este tipo de problemas son los deportistas de entre 35 y 45 años. Este tipo de lesión es habitual en aquellos deportes que requieren mayor esfuerzo a nivel de rodilla (cambios bruscos de velocidad o de movimiento). Es aconsejable, que antes de empezar un deporte que requiera mucho esfuerzo consultarlo con un profesional ya que no todas las rodillas tienen la misma capacidad y adaptación ante esos esfuerzos.

Por lo tanto, los médicos tienen que hacer un diagnóstico para localizar de donde proviene el problema con el objetivo de ofrecer al paciente las posibles soluciones con el objetivo de aliviar los dolores, disminuir el nivel de des capacidad, evitando que el paciente no pueda recuperar las actividades de su vida cotidiana. 

Tras lo mencionado anteriormente, tenemos que cuidarnos siguiendo algunos trucos que nos ayudarán a proteger nuestra rodilla a largo plazo como, por ejemplo, tener una dieta equilibrada evitando sobrepeso, llevar un buen calzado que sea cómo para andar o para hacer deporte, realizar actividades deportivas, eso sí, siempre con precaución para no lastimarnos… 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *